22 Ago 2018

El retrato es un género enmarcado dentro de la fotografía profesional que busca plasmar emociones, sensaciones y perspectivas de una persona. Para conseguir un buen retrato hay que tener paciencia y conseguir los ingredientes perfectos. Debéis cuidar cada fase del proceso fotográfico, es decir, preparar la escena con anterioridad y también cuidar la postproducción. Conseguir que un retrato sea atractivo es complicado. Debemos conseguir captar esa característica esencial que hace de la fotografía algo especial y emocionalmente atractiva.

Los mejores consejos fotográficos para conseguir el mejor retrato

Sabemos que la fotografía profesional es una disciplina, un arte. La creatividad, la profesionalidad y la espontaneidad muchas de ellas juegan un papel muy importante en la producción fotográfica. Pero la planificación, saber cuál es el objetivo y tener en mente el resultado que queremos, son primordiales para un fotógrafo profesional.

  • Fondo limpio

El protagonista del retrato es la persona que aparece en él, es decir, el modelo. Pretendemos captar las sensaciones y emociones de esa persona, por lo que todo lo demás son distracciones. Es aconsejable utilizar fondos neutros en los que no aparezcan otras personas que puedan despistar al espectador. Además, si utilizáis objetivos que tengan un gran desenfoque del fondo, mejor que mejor. Es la manera de hacer protagonista al modelo.

  • Utiliza el entorno

Como hemos dicho antes, el protagonista es el modelo. Pero se puede utilizar un diafragma más abierto, lo que ayudará a incluir algún elemento del entorno interesante que aporte a la fotografía sin robar protagonismo a la persona. Siempre y cuando el fondo esté en armonía con el tipo de fotografía que buscas y con la actitud del modelo. Ya sabéis, buscar cualquier cosa que pueda aportar a la fotografía sin restar protagonismo a la persona es un consejo básico dentro de la fotografía profesional.

  • Prueba con diferentes ángulos

¿Queréis aportar creatividad a vuestras fotos? Este es un truco que no solo podéis utilizar con el retrato, sino con cualquier tipo de plano. Busca perspectivas diferentes, fotografía desde diferentes ángulos y también desde diferentes alturas.

  • Equipo

Si lo que quieres conseguir son imágenes de calidad a la vez que mejorar tu técnica, hazte con un equipo Strobist. Como ya te comentamos en un post anterior sobre gadgets para los amantes de la fotografía profesional, se trata de un conjunto de flashes externos de menor potencia, disparadores, reflectores, fondos y sombrillas que te permitirán aportar iluminación y más cosas allí donde lo necesites, especialmente, en exteriores. 

  • El centro de atención: los ojos

Los ojos son el espejo del alma. Conocemos personas que nos transmiten miles de sensaciones por su mirada, podemos saber cómo se siente e incluso cómo es. La clave está en captar las emociones y los sentimientos que el modelo está sintiendo pero a través de sus ojos. En ocasiones, cuando creáis que puede funcionar fotografiar los ojos, puede convertirse en una fotografía con mucho trasfondo.

  • Inspirarse sí, copiar no

Es muy fácil caer en lo fácil y copiar una fotografía. Pero también es cierto que de esta manera no habrá evolución en vuestro trabajo. Es preferible que busquéis el trabajo de otros artistas para encontrar inspiración y crear ideas nuevas, pero nunca calcar. Podéis utilizar el banco de imágenes de Kilfi como fuente de inspiración.

  • Confianza y comodidad

Por último, pero no menos importante, para conseguir que un retrato sea perfecto y el modelo exprese todo aquello que buscamos, debemos conseguir un clima de confianza y comodidad. Hacer sentir cómoda a la otra persona para que tenga seguridad en sí mismo y actúe con naturalidad. El resultado que consigamos a través de nuestro trabajo, no solo será una forma de captar la esencia de una persona, sino también de definir nuestra técnica y características como fotógrafo profesional.

Dejar un comentario